Porque la vida es posible sin carne

Archive for the ‘Ética’ Category

Consumo de ‘Heavy Metal’

In Ética, Uncategorized on 1 septiembre 2010 at 12:03 am

“… ¿metalero a puntada y dedal de Youtube? / ¡Qué burla! / Algo como el ‘metal’ sólo se logra con el calor y el yunque / ¿Metalero porque fuiste a ver a Megadeth, Metálica? / ¿A enloquecerte con Sodom y Helloween? / ¿Porque vas a ir a Scorpions y a cuanto grupo modele por aquí? / No te sobrepases / No seas pretensioso / Un desperdicio fingir lo que no eres / Por fortuna las bueno de la vida sobrepasa lo ‘barato’ o ‘gratis / Así comprobarás qué es ese calor y yunque / Y podrás sentarte en el lugar que mereces… ”

Somos almas. No cuerpos.

In Ética on 1 noviembre 2009 at 12:10 am

Colombiano, venezolano, norteamericano, alemán chino; blanco, negro, amarillo, trigueño; hombre, mujer; heterosexual, homosexual, bisexual, lésbico, asexual…; padre, madre, hermano, abuelo, abuela, tía, primo, sobrino, esposa, hijo…; filósofo, ingeniero, físico, licenciado, músico, contador, médico…; locutor, conductor, deportista, profesor, estudiante, campesino, político…; pobre, rico; bonito, feo; bueno, malo; animal, humano, insecto, vegetal; militar, paramilitar, guerrillero, policía…; empleador, empleado, desempleado; alto, bajo, flaco, gordo, anoréxico, bulímico…; alegre, triste, parco, serio, irresponsable, divertido…; novio, entuque, comprometido, soltera, tinieblo…; cineasta, salsero, rockero, metalero…; ateo, hindú, musulmán, cristiano, judío…; aristócrata, clérigo, noble, comerciante, esclavo…; intelectual, ilustrado, enciclopédico, analfabeta, culto…; lavaperro, pandillero, tropelero…; conservador, liberal, comunista, capitalista, filántropo,…; vegetariano, omnívoro, carnívoro, vegano, hervíboro, crudívoro, frutívoro…; (…)

Sinceramente, ¿son necesarios tantos disfraces, tantas falsas designaciones materiales? Sólo pensar en ellas cansa, ¿qué decir el de asumirlas como reales y verdaderas? ‘om athato brahma-jijñasa’ (Vedanta-sutra 1.1.1).  Somos almas. No cuerpos. Pregunta por tu verdadera identidad.

Método eficaz para ‘lavarse las manos’

In Ética on 1 septiembre 2009 at 12:10 am

Lavarse las manos’ es quizá una actividad imprescindible para la subsistencia del hombre moderno en sociedad. A continuación se sugieren unas reglas prácticas que pueden contribuir a que dicha actividad se realice de forma menos penosa y efectiva:

1. Procure crecer en una familia que crea de manera determinada en el libre desarrollo individual. Si es posible, debe carecer de fundamentos religiosos, mejor aun si promueve la idea de “Dios: una idea de perdedores”. “Que el niño decida cuando sea grande” debe ser el lema que dirija las decisiones familiares en cuanto a crianza.

2. La instrucción educativa que reciba en la escuela, colegio o universidad debe regirse en la teoría de la evolución en términos de la selección natural de las especies. “Somos animales racionales” y “la verdad no existe” son algunos de los presupuestos que deben inspirar las actividades de sus maestros, incluso la de diseño de currículos.

3. ‘Yo’, ‘Mí’, ‘Mío’ es una actitud mínima necesaria tendiente a anular la vocación de servicio. “¿Y acaso alguien se va a preocupar por mí?”. Además, ello promueve el ego falso, una identificación irreal del Ser, imprescindible para que la conciencia no estorbe.

4. Enamórese del mundo material al punto de llevarlo a considerar que todo lo que él le ofrece es perfecto y le pertenece. Esta regla, y la descrita en el punto 3, le ayudarán a desarrollar un sentimiento de apego necesario para hacer valer cualquier criterio e interés suyo, muy por encima del que tengan otros seres vivos, sin molestia alguna.

Los resultados dependen de usted. La actividad de ‘lavarse las manos’ dejará de ser un fastidio y un mero requisito social para convertirse en un acto placentero. ¡Ánimo! ‘Lavarse las manos’ puede ser más sencillo de lo que cree y le puede evitar algunos dolores de cabeza. Sin embargo, valga la aclaración, le traerá otros más insoportables, pues el mundo no se rige ni funciona así.

La superpoblación: ¿filantropía o misantropía?

In Ética on 1 agosto 2009 at 12:10 am

Cuando un filántropo realiza un vistazo a las condiciones actuales del planeta, las primeras conclusiones que su sentido común emite tienen que ver con su superpoblación. Puede parecer sensato en un contexto racionalista, pero es pertinente considerar si el intento no está motivado por sutiles intereses individuales. En mundo donde la vida abunda en todas sus manifestaciones no debería promoverse una idea como la de la escasez. Lo cierto es que este mundo, tal como Dios lo diseñó originalmente, tiene suficiente capacidad de proveer los elementos básicos para el sostenimiento de todo lo que vive y se desarrolla en él. Sin embargo, la mezquindad y la avaricia del sistema económico que administra sus recursos, aunada al miedo egoísta del hombre de verse disputando con otros seres vivos sus posibilidades de disfrute, promueven ideas como la de la superpoblación. Así, el noble acto filantrópico de opinar sobre dicha problemática termina convirtiéndose en uno misantrópico. Al parecer, esta es otra muestra de las tantas hipocresías que se promueven hoy.

“Abortar es mi decisión”

In Ética on 1 julio 2009 at 12:10 am

Quienes suelen estar a favor del aborto invocan elementos como la justicia y su forma en el derecho, la libertad, la vida, entre otros. “Es mi decisión”, “decidir es libertad”, “aborto legal para no morir” son apenas algunas de las frases que se han convertido en emblema y bandera de la causa abortista. Las frases no despiertan inquietud pues se apoyan en valores universales plenamente reconocidos por la esencia humana, pero sí cuando se cuestiona esa esencia. ¿Quiénes somos? Si la respuesta es materialista, quizá el cuestionamiento no generará objeciones en cuanto al hecho de si es vida o no lo que se piensa interrumpir, pues desde esta perspectiva la apreciación de la entidad de vida, el alma espiritual, que existe en los animales, las plantas, los insectos; incluso de los humanos negros e indios, sometidos a esclavitud durante la colonización del Nuevo Mundo, era nula. Pero, ¿qué sucede cuando la respuesta trasciende el plano material, superando cualquier capacidad racionalista? En pocas palabras, los emblemas mencionados, cuando no representan la verdadera esencia del Ser, resultan ser falsos.

“Un vegetariano también mata”

In Ética on 1 junio 2009 at 12:10 am

Regularmente, los carnívoros tienen guardado un argumento “bajo la manga” con el propósito de justificar su violencia. Afirman que un vegetariano también mata cuando come verduras, y lo paradójico es que  resulta ser cierto. Comer exige que otras entidades perezcan ya que son seres vivientes. Un carnívoro mata vacas, pollos, pescados y muchos otros animales para comérselos y un vegetariano también mata tomates, fríjoles, manzanas y otros alimentos. Aquí se evidencia la ley de la naturaleza que afirma la necesidad de matar a otra entidad viviente para el sustento. Sin embargo, es sensato considerar dos cuestiones. Uno: el ser humano debe y tiene la responsabilidad moral de reducir la violencia al máximo. Y dos, el sufrimiento al que se somete a un animal no es comparable al de una verdura. Si tenemos en cuenta su morfología podremos entenderlo mejor.

¡Crisis! ¡Crisis! ¡Crisis!

In Ética on 1 mayo 2009 at 12:04 am

Se habla de crisis en la economía, en la educación, en la salud, en el medio ambiente, en la justicia, en los valores humanos. Podría afirmarse que todo lo que nos circunda ha adquirido ese apelativo. Acudir a ello es apenas el resultado de algo que pasa desapercibido porque nos rehusamos a admitir que lo hacemos o por hipocresía: culpar lo ajeno. Producto del ego falso, tendemos a creer que somos las mejores personas, las más bondadosas, repletos de virtudes y buenas costumbres pero es sensato considerar que somos el resultado de nosotros mismos; que la vida es el reflejo de nuestras acciones y actitudes ante ella. Considerando la realidad, la propuesta consiste en reubicar la crisis, aceptar que nuestro interior es su causa. El llamado es a asumir responsabilidad.

La complacencia de los sentidos

In Ética on 1 abril 2009 at 12:05 am

Actualmente, la realización humana se caracteriza por el afán del disfrute sensual sin considerar los costos que se deben sortear para lograrlo. El objetivo individual es la complacencia individual aunque ello involucre el sufrimiento de otros seres con iguales derechos a vivir y desarrollarse acorde a su naturaleza. El hombre se fundamenta en una supuesta superioridad intelectual y racional, disfrazada en ocasiones de actos filantrópicos y altruistas, que auto-legitiman toda clase de ofensas y atrocidades contra la vida. Cuidado: cualquier acto de exterminio humano o control de natalidad, argumentando superpoblación en el planeta Tierra, es apenas otro intento de acaparar el disfrute para unos pocos. ¿Por qué no considerar una mejor administración de los recursos naturales o cambos en las actitudes de consumo individual?

Y… ¿en dónde está la evolución?

In Ética on 2 marzo 2009 at 12:08 am

Un 12 de febrero de 1809 nacería Charles Darwin, el hombre que planteó el desarrollo de la vida mediante un proceso de selección natural, base de la teoría evolutiva que ha sustentado el modelo de vida contemporáneo. ¿Sospecharía Darwin que su pensamiento serviría de argumento para cometer las más graves atrocidades contra sí mismo y otros seres vivos?, ¿Qué todos los temores humanos, producto de la construcción de verdades frágiles, de perder bienes materiales que jamás ha poseído,  son apenas el reflejo de esa búsqueda amparada en el materialismo que propone su planteamiento? Para dudarlo.