Porque la vida es posible sin carne

Archive for 2010|Yearly archive page

Consumo de ‘Heavy Metal’

In Ética, Uncategorized on 1 septiembre 2010 at 12:03 am

“… ¿metalero a puntada y dedal de Youtube? / ¡Qué burla! / Algo como el ‘metal’ sólo se logra con el calor y el yunque / ¿Metalero porque fuiste a ver a Megadeth, Metálica? / ¿A enloquecerte con Sodom y Helloween? / ¿Porque vas a ir a Scorpions y a cuanto grupo modele por aquí? / No te sobrepases / No seas pretensioso / Un desperdicio fingir lo que no eres / Por fortuna las bueno de la vida sobrepasa lo ‘barato’ o ‘gratis / Así comprobarás qué es ese calor y yunque / Y podrás sentarte en el lugar que mereces… ”

Hámster cocinado en horno microondas

In Animalicidios on 1 julio 2010 at 12:04 am

El 23 de Marzo de 2010 un adolescente ingles de 16 años de edad, tomó el hámster de su hermano, y de forma traviesa y risueña, lo metió a un horno microondas, supuestamente para  cocinarlo. El animal sobrevivió al intento de ‘cocción’ pero las visibles quemaduras que tenía en su pata derecha llevaron a la mamá del menor, horas después, a buscar la ayuda de una amiga suya, la cual llamó a un veterinario.

El diagnóstico no fue esperanzador. La víctima, con edad de 1 año y de género femenino, había sufrido serias lesiones que comprometían varios de sus órganos y exigían que su pata derecha fuera amputada. Horas después se anunció su deceso, luego de haber padecido dolores intensos y un sufrimiento innecesario, por un período de tiempo que pudo haber sido de horas o incluso días, según declaraciones del veterinario que lo atendió.

El hecho sirvió para que la Corte Juvenil de Kettering, Inglaterra, realizará un proceso jurídico que terminó el pasado 11 de Junio en contra del joven. La condena impartida por el juez consistió en prisión de 4 meses y la imposibilidad de tenencia de mascotas durante 4 años.

Inicialmente el menor, procedente de Corby (ING) y quien no puede ser nombrado debido a su edad, negó lo sucedido, pero la parte acusatoria aseguró que ya había metido al hámster tres veces en el horno microondas mientras reía, y que había visto aquello como una simple travesura, sin mostrar ningún arrepentimiento.

La defensa alegó la sentencia y dejó claro que el caso podía ser resuelto con una buena guía hacia el niño infractor. Sin embargo, el juez decidió que la crueldad del caso ameritaba reclusión. “Es un acto deliberado para hacer sufrir a un animal que terminó en su muerte”.

Los acusadores del menor expresaron insatisfacción ante la determinación de prohibirle tener mascotas en cuatro años porque les parecía un acto de extrema crueldad que merecía un mayor castigo. “Es difícil imaginar cuánto dolor puede sufrir un animal al ser metido en un microondas”, señalaron.

Frenarán concepción de palomas en París

In Animalicidios on 1 mayo 2010 at 12:04 am

La mezquindad humana, que no concibe intereses diferentes a los de su propia especie, ha llevado a que los habitantes de París, en cabeza de Bertrand Delanöe, alcen su voz de rechazo ante lo que dicen llamar “proliferación de las palomas” que habitan esta ciudad. Siendo coherentes con su valoración de la vida, sólo hacen uso de sus supuestos avances tecnológicos en detrimento de la vida y no logran encontrar soluciones diferentes a instalar una cantidad de diez palomares anticonceptivos en todo París, lo cual pretende reducir su incubación en una proporción de 10 a 1. Dicho en otras cifras promedio, de las 20 crías por año que una pareja de esta especie urbana puede concebir, sólo dos lograrán su nacimiento en este mundo, lo cual significa la muerte de millones de estos seres vivos.

Si bien es cierto que la proliferación de este animal acarrea grandes problemas a la salubridad humana e incluso a su misma especie, debido a la transmisión de enfermedades de tipo intestinal y respiratorio, entre otras; que el detrimento de los bienes públicos donde suelen convivir con los hombres es a veces irreparable, también lo es que el avance tecnológico alcanzado seguramente permitiría implementar, para esta cuestión, otra política más limpia y justa con la vida, sin importar los costos que implique. Porque si se trata de la vida, no deberían existir condiciones como las económicas para cuidarla y defenderla.