Porque la vida es posible sin carne

Archive for 1 septiembre 2009|Monthly archive page

Método eficaz para ‘lavarse las manos’

In Ética on 1 septiembre 2009 at 12:10 am

Lavarse las manos’ es quizá una actividad imprescindible para la subsistencia del hombre moderno en sociedad. A continuación se sugieren unas reglas prácticas que pueden contribuir a que dicha actividad se realice de forma menos penosa y efectiva:

1. Procure crecer en una familia que crea de manera determinada en el libre desarrollo individual. Si es posible, debe carecer de fundamentos religiosos, mejor aun si promueve la idea de “Dios: una idea de perdedores”. “Que el niño decida cuando sea grande” debe ser el lema que dirija las decisiones familiares en cuanto a crianza.

2. La instrucción educativa que reciba en la escuela, colegio o universidad debe regirse en la teoría de la evolución en términos de la selección natural de las especies. “Somos animales racionales” y “la verdad no existe” son algunos de los presupuestos que deben inspirar las actividades de sus maestros, incluso la de diseño de currículos.

3. ‘Yo’, ‘Mí’, ‘Mío’ es una actitud mínima necesaria tendiente a anular la vocación de servicio. “¿Y acaso alguien se va a preocupar por mí?”. Además, ello promueve el ego falso, una identificación irreal del Ser, imprescindible para que la conciencia no estorbe.

4. Enamórese del mundo material al punto de llevarlo a considerar que todo lo que él le ofrece es perfecto y le pertenece. Esta regla, y la descrita en el punto 3, le ayudarán a desarrollar un sentimiento de apego necesario para hacer valer cualquier criterio e interés suyo, muy por encima del que tengan otros seres vivos, sin molestia alguna.

Los resultados dependen de usted. La actividad de ‘lavarse las manos’ dejará de ser un fastidio y un mero requisito social para convertirse en un acto placentero. ¡Ánimo! ‘Lavarse las manos’ puede ser más sencillo de lo que cree y le puede evitar algunos dolores de cabeza. Sin embargo, valga la aclaración, le traerá otros más insoportables, pues el mundo no se rige ni funciona así.